martes, agosto 15, 2006

Madre solo hay una...por suerte! (Isabel Allende)



Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en madre. La naturaleza la ha dotado a mansalva del "instinto maternal" con la finalidad de preservar la especie. Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura. Pero gracias al "instinto maternal" la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.

Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, tomen leche.

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada.

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan.

Es decir, que "son cosas de la edad" cuando la mandan al carrizo.

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: el Día de la Madre.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano. Por suerte hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

6 comentarios:

Mariela dijo...

Por dicha, y aunque me siento bien en general, pues para nadie es secreto ni sorpresa que el tan comercial, tan anunciado, tan esperado, tan comprometido Día de la Madre no fue este año tampoco, fácil.

MONICA dijo...

PUES PARA MI TAMPOCO. PERO CREOQ UE A LA GENTE SE LE OLVIDA QUE A LAS MAMAS HAY QUE CELEBRARLES EL DIA DE LA MADRES TODO LOS DIAS. POR QUE UN DIA LAS TENEMOS Y AL DIA SIGUIENTE NO. ASI QUE LA GENTE HAGA CONCIENCIA DE LO IMPORTANTES QUE SON EN NUESTRAS VIDA. DON'T TAKE THEM FOR GRANTED. POR QUE DESPUES LES VAN A HACER FALTA MUCHA FALTA.

Julia dijo...

y la foto..¿ es tu mamá?

Mariela dijo...

Pues si, la de la foto es mami, sale un poco seria, pero si es la "mesma mesma" JAJAJA

Moni, tenés toda la razón, lástima que los seres humanos tengamos muchas veces que perder para luego entender. Pero creo que en nuestro caso las supimos aprovechar y hacerles ver lo bellas que ambas eran, y siguen siendo en nuestros corazones.

Anónimo dijo...

Y, ¿que si se murió?, si cuando estaba viva no hizo más que hacernos sentir avergonzados de lo que éramos, de lo que pensábamos, sentíamos y hacíamos, de nuestros sueños y anelos, esos que en definitiva determinan quienes somos porque eso que queremos es en síntesis lo que es nuestra esencia????
Será que la muerte de ellas es el lo que cada uno de nosotros necesita para darse cuenta quienes somos y poder; con el espacio vacio que dejan cuando se van; nos permite expresar sin miedo alguno a la censura; quienes realmente somos.???????
Qué pérdida de tiempo -el nuestro- más grande es el que nos toma darnos cuenta que nuestre misión principal en esta vida es ser simplemente lo que somos sin importar todo lo que digan los otros, ya que es eso lo que en última instancia nos va a definir... por supuesto si nosotros lo permitimos...
Ohh Mami que tanto criticaste todo lo que -cuando estabas viva- yo era y -si estuvieras viva- criticarías lo que soy.
Gracias por irte y hacer que sintiera tu pérdida como el fin de mi mundo; ya que si no huera sido por tu partida, hoy por hoy no sería quién soy, Muchas Gracias Mami, hiciste de mí un hombre de bien que entiende el dolor de las separacioens como algo increíblemente necesario para el crecimiento personal...

Esteban

PS se me olvido mi clave

Anónimo dijo...

ninguna madre merece unas palabras tan duras como estas ultimas, quiza has sido tu el que hayas tratado a tu madre de una manera que no se merecia, desde luego por tus palabras no mereces gesto alguno de cariño.