martes, marzo 28, 2006

De visas y pasaportes...





De visas y pasaportes….

Conocer la procedencia de un antepasado siempre ha sido interesante. En un país de inmigrantes como el nuestro, es un hecho casi indispensable para cualquier familia. Los hay de todos los rincones del mundo y con las historias más inverosímiles a veces. De otros no se sabe nada, o tal vez se conozca de un pasado con parche en el ojo y cara de malo y mejor tan solo apelar a su procedencia.

Nicaragua, quién no tiene un antepasado, un ex, un futuro o un pasado ligado a ella? País lleno de riqueza en todos los sentidos y que hoy Costa Rica, o parte de su pueblo, porque no se puede tergiversar así la realidad, la asemeja a un rottweiler….

Perros asesinos, animales enloquecidos y personas en peligro. Maldad intrínseca al animal o desesperación ante años o meses de poca comida, mucha lluvia y sol y un permanente mecate?

Morir en las fauces de un perro, pesadilla dantesca…, pero y si es un extranjero quien muere? Si es un gringo o canadiense que viene a dejar “dividendos”? Tragedia sin precedentes, porque el anterior caso de un nicaragüense que estuvo vivo la víspera no parece ser algo problemático. Por el contrario, que vivan los rottweilers, que se les nombre animal nacional, que se lleve al Parque de la Merced todo el que se tenga y además se le retribuirá al dueño con dinero…..se escuchaba a voces entre los murmullos de mensajes de texto celular. Chistes, bromas, y carcajadas por doquier, “qué barbaridad” se dejaba decir uno que otro a quien probablemente su orden cristiana de amor al prójimo le generaba algo de culpa para la misa-confesión-comunión del próximo domingo.

Cuando alguien hace alarde de su xenofobia, y manifiesto descontento, o PEOR AÚN, tener sangre nicaragüense, las caras son dignas de aparecer en el resumen anual de la revista “People”. No estoy colaborando con la causa, probablemente habrá que “reprimirse” frente a mi.

Sobra quien se vanaglorie de un anterior europeo…, luchan desenfrenadamente por poder, por sexta generación ya, continuar con un pasaporte de la Unión Europea, así ni hablen el idioma del predecesor. Mejor aún, eso tal vez no les funcione mucho para viajar al viejo continente, pero les ayude a no tener que sacar visa gringa, vaya bendición! Un privilegio incalculable. Claro está, no tener que humillarse esperando tres meses, pagando sin reembolso y exponiendo su privacidad ante la embajada estadounidense, es en efecto agradable, pero si el antepasado fue centroamericano? Mejor aún, si fue nicaragüense? Lo ocultan, lo dicen o se ufanan?

Un domingo por la tarde hice la pregunta a la familia, por qué ninguno tenemos la doble nacionalidad? Fue como haber preguntado por qué ninguno era miembro de Al-Qaeda…(claro más de uno habrá pensado, como buena psicóloga, ya se volvió loca…)

Si en vez de Managua, el abuelo hubiera viajado desde Paris, Londres, Berlin, o más aún como es usual, de un remoto pueblo perdido de algún lugar de Europa, la cosa sería diferente. Y si hubiera sido gringo, ni qué hablar….

Será que en realidad no es de tanta importancia el pasado sino más bien, si me sirve para optar por un pasaporte o tener que pagar visa?



POSTDATA: Y si, si tengo también antepasados europeos...

Mariela Fletes

1 comentario:

Andrea dijo...

No sabía que tu abuelo era nica... pero no es mala idea tener las dos nacionalidades... te ahorras 25 dólares de visa.