domingo, marzo 23, 2008

Iniciemos

Una historia compartida, otra diferente, con el aporte de cada amigo y amiga bloguera.

La experiencia anterior fue interesante, simpática.


Vamos por aquí:

El cual fue despertado abruptamente por el dependiente del lugar e impelido a largarse no sin antes recordarle que no se aceptaban hombres desnudos en aquel cibercafé.

(deja la continuación de la historia, iré borrando las primeras para que cada quien vaya viendo solo las últimas y haga su aporte!)


Y el viernes estaba tomando café en la misma mesa en que hacía meses.........

....había derramado un frasquito de perfume francés carísimo,propiedad de mi amiga Sandra, quien.......había derramado un frasquito de perfume francés carísimo,propiedad de mi amiga Sandra, quien...

no pierde momento para traerte a mi mente con sus mismas preguntas, siempre imprudentes,poco oportunas, -hace cuanto...

que quisiera ver a Sandra, hablar, charlar, reirme con sus divertidas historias, siempre producto de la imprudencia como aquella vez que...

me contaba como había perdido el móvil cargado de fotografías...

solo para descubrirlas un mes después en aquella página web de..

pornografía. Estaban trucadas. Claro que su madre no le creyó. Fue ahí cuando empezaron los problemas. su madre pensó que lo mejor era decírselo a Mario, antes de que alguien más le fuera con el cuento, porque ya se sabe que...

los hombres son más chismosos que las mujeres, claro está que el parecido con los del sitio era muy grande, aunque por el momento era mejor pensar que se trataba de un truco. Otro más. Cómo aquella vez que se encontraron evideencias de su participación en otro sitio de mujeres que le eran infieles a su marido. Aunque si eso ocurre por algo será, lo había leído en algún blog.

y en esa pagina web descrubrio el video porno de su padre en un night club. Ella entonces tento la gaveta de al lado, deslizo su mano en el interior y se pego un balazo que pringo de masa encefalica el cielorraso del cuarto.

De todos modos pensó que todo había sido un mla sueño; si ella no se llamaba Sandra, ni siquiera era una mujer; sólo era un trsite vagabundo dormido en la silla de un cibercafé.....

Volver a la calle era regresar a un mundo donde los sueños tenían precio y él…aun ¿vestido? con aquellos andrajos de saldo…deseaba recordar que una vez, hace ya demasiado tiempo, fue alguien que convertía los sueños ajenos en realidad; y esos recuerdos hacían que…

olvidara que alguna vez quiso ser mujer. Sueño recurrente hasta casi la demencia con cada sueño. Incluso hubo alguna vez que soñó, en su sueño de mujer, que era un hombre, un vagabundo más bien, que había soñado ser una mujer que decoraba con sus sesos el cielorraso. En fin,


camino aquella calle de camino a la nada pensando en toda su paranoia, hasta que la encontró a ella de frente, tal como se imaginaba, tan perturbada y confusa como él, a fin de cuentas era lógico siendo una misma existencia en dos planos. Se miraron a los ojos...

ay, el internet y los blogs, que nos sentimos libres y nos volcamos, pero la realidad y la sociedad siguen ahí sin dejarnos del todoamor

...Se miraron a los ojos y rieron, rieron a carcajadas. Hacía mucho que no reían tanto y tan a gusto. A pesar de lo absurdo de la situación, ella, aún riéndose, le dijo...

¡manos arriba! Y él siguió riendo creyendo que todo era parte de la misma broma, incluso reía mientras ella sacaba un viejo cuchillo herrumbrado, reía mientras esquivó la primera estocada, rió tanto mientras la golpeaba salvajemente en la cara, y no paró de reir hasta que se aseguró de dejarla inconciente en medio de la calle, tomando el cuchillo herrumbrado, vio el cuerpo de ella inánime en el suelo y se quedó pensando...

FIN

17 comentarios:

Murasaki dijo...

....había derramado un frasquito de perfume francés carísimo,propiedad de mi amiga Sandra, quien...

Borderline dijo...

no pierde momento para traerte a mi mente con sus mismas preguntas, siempre imprudentes,poco oportunas, -hace cuanto...

Heroe Anonimo dijo...

que quisiera ver a Sandra, hablar, charlar, reirme con sus divertidas historias, siempre producto de la imprudencia como aquella vez que...

Mamen. dijo...

me contaba como había perdido el móvil cargado de fotografías...

SarksTico dijo...

solo para descubrirlas un mes después en aquella página web de..

Denise dijo...

pornografía. Estaban trucadas. Claro que su madre no le creyó. Fue ahí cuando empezaron los problemas. su madre pensó que lo mejor era decírselo a Mario, antes de que alguien más le fuera con el cuento, porque ya se sabe que...

Heriberto dijo...

los hombres son más chismosos que las mujeres, claro está que el parecido con los del sitio era muy grande, aunque por el momento era mejor pensar que se trataba de un truco. Otro más. Cómo aquella vez que se encontraron evideencias de su participación en otro sitio de mujeres que le eran infieles a su marido. Aunque si eso ocurre por algo será, lo había leído en algún blog.

Literófilo dijo...

y en esa pagina web descrubrio el video porno de su padre en un night club. Ella entonces tento la gaveta de al lado, deslizo su mano en el interior y se pego un balazo que pringo de masa encefalica el cielorraso del cuarto.

Enrique Sabaté dijo...

De todos modos pensó que todo había sido un mla sueño; si ella no se llamaba Sandra, ni siquiera era una mujer; sólo era un trsite vagabundo dormido en la silla de un cibercafé.....

Lau Fu dijo...

El cual fue despertado abruptamente por el dependiente del lugar e impelido a largarse no sin antes recordarle que no se aceptaban hombres desnudos en aquel cibercafé.

Javier Herque dijo...

Volver a la calle era regresar a un mundo donde los sueños tenían precio y él…aun ¿vestido? con aquellos andrajos de saldo…deseaba recordar que una vez, hace ya demasiado tiempo, fue alguien que convertía los sueños ajenos en realidad; y esos recuerdos hacían que…

Adrián / cHoli / etc... dijo...

olvidara que alguna vez quiso ser mujer. Sueño recurrente hasta casi la demencia con cada sueño. Incluso hubo alguna vez que soñó, en su sueño de mujer, que era un hombre, un vagabundo más bien, que había soñado ser una mujer que decoraba con sus sesos el cielorraso. En fin,

Amorexia dijo...

camino aquella calle de camino a la nada pensando en toda su paranoia, hasta que la encontró a ella de frente, tal como se imaginaba, tan perturbada y confusa como él, a fin de cuentas era lógico siendo una misma existencia en dos planos. Se miraron a los ojos...

Amor dijo...

ay, el internet y los blogs, que nos sentimos libres y nos volcamos, pero la realidad y la sociedad siguen ahí sin dejarnos del todo

amor

Fernando Nerú dijo...

Ay Mariela, como siempre es un palcer leer cada uno de tus post, me ha parecido muy interesante, y aunque muchas conclusiones para darte, mejor te envio un gran abrazo por ser como eres, gracias amiga.

Murasaki dijo...

...Se miraron a los ojos y rieron, rieron a carcajadas. Hacía mucho que no reían tanto y tan a gusto. A pesar de lo absurdo de la situación, ella, aún riéndose, le dijo...

Eduardo Mora dijo...

¡manos arriba! Y él siguió riendo creyendo que todo era parte de la misma broma, incluso reía mientras ella sacaba un viejo cuchillo herrumbrado, reía mientras esquivó la primera estocada, rió tanto mientras la golpeaba salvajemente en la cara, y no paró de reir hasta que se aseguró de dejarla inconciente en medio de la calle, tomando el cuchillo herrumbrado, vio el cuerpo de ella inánime en el suelo y se quedó pensando...