viernes, julio 27, 2007

Tangamandapio (parte 7)

"Una ensalada y un café por favor", dijo ella. A él se le había quitado el hambre de la emoción, pero en el corredor de esa vieja y hermosa casa al menos tendría que pedir un café. "Con leche por favor, y un cenicero..."

Ella le observaba con sus ojos verde agua estancada y él no podía más que intentar tranquilizar sus pies que bailaban tangos bajo esa mesa. Llovía estrepitosamente como suele suceder en Macondo y esa tarde el olor a tierra mojada se mezclaba con dulzura y desasón.

Ella inició, "cómo estás? qué ha pasado?" "Todo bien", respondió él, queriendo decirle lo que realmente pensaba......"con vos el tiempo no pasa, se estanca igual que el verde de tus ojos y este momento quisiera yo eternizar"...pero eso quedó en su cerebro, más expresiones suicidas de amor terminarían matándole aquel corazón.

Entonces conversaron de todo y nada, con la tónica de que ella hacía y hacía preguntas sobre él, su vida, sus amores, sus gustos y tristezas, y cuando él intentaba aproximaciones similares sus respuestas siempre eran escuetas y directas, "gracias, todo bien".

Después de que ella le "permitió" fumar, porque detesta el fumado pero por alguna razón quiso contaminarse un poco los bronquios libres de toxinas, le dijo, "puedo pedir la cuenta?". Balde de agua fría con hielo y glaciar....., esa tarde que ya era noche se iba a terminar. "Claro, respondió él, ya la pido". Pagó la cuenta y se levantaron, salieron caminando bajo la lluvia y al llegar al parqueo ella se aproximó, lentamente, le abrazó y sus corazones por segundos estuvieron unidos a un mismo vaivén.

6 comentarios:

Malegar dijo...

Precioso Mariela, volveré con más tiempo para releerlo y saborearlo.
Muchos besos.
Mamen.

Marcela dijo...

Vaya... que bien va esta historia, por sin saque el ratito y la leí desde el principio, me a encantado, eso que dices sobre el juego de algunas mujeres yo lo vi mucho con amigas, chicas que tenían a los chicos ahí... en mi país les decimos calienta huevos... algo feo por que nadie debe jugar con los sentimientos de una persona... bueno saludos

Hugo dijo...

Muy lindo, me gusta leerte.
Esa parte en la que van al parqueo, wow...me trae tantos recuerdos..jajaja
Un beso

wílliam venegas segura dijo...

Te tengo una invitación especial, hoy, precisamente hoy. Ha muerto el sueco Ingmar Bergman. He abierto un nicho (post) velatorio en mi blog. Si Bergman te significa algo, me gustaría que vinieras y dejaras una frase ahí. Puedes extender esta invitación a tus amistades blogueras. Gracias.

moon dijo...

Hola, q lindo! besos

Cromatica dijo...

Que despiada y el de arrastrado!!

(robandome tus palabras)

que bueno!!!