sábado, julio 14, 2007

Conejos y crucigramas

Podría ser
Veintisiete zanahorias indigestan un conejo
Cinco de las no anteriores vienen con el viento
Te tengo, máquina, entre mis dedos y mis reflejos

Cantando anda la cigarra y se apasiona con los vientos
Qué habría yo de regalarte si tan solo fueras dedos con clavículas y celos?

Para nada esta dedicación innominada tendrá reflejos
Espejos o reflejos?

Deliran los que no entienden
desde su cubículo perplejo
yo comprendo, a veces, cuando entre máquinas y zanahorias se me disipa algún desconsuelo

2 comentarios:

ElPoeta dijo...

Yo también, como la cigarra, me apasiono con el viento... y te entiendo...

El palo y la zanahoria,
la máquina y el espejo
son formas de distraernos.

Mariela, te dejo un beso,
V.

Denise dijo...

:-D
Conejito goloso.