martes, abril 17, 2007

Corazón

Un corazón tendido en el suelo costaba 750.

Treinta semillas de girasol sin comer.

Tequilas aumentando el "foie gras"

Bodas, conversadas, alegrías y llanto

Tristeza adónde estabas?

La noche me partió el anhelo y deseo

El día me encandiló buscando un guiño

El corazón está tendido, vale más que la etiqueta que leía 750, y lo bueno es que late por sí solo, vivirá sin alimentarlo?

9 comentarios:

Julia Henríquez dijo...

No FLETES; no creo que un corazón pueda vivir sin alimentarle; Tú como especialista en Cardiología sabes, que desde lo real, tangible, medible; poco se ha comprobado...pero desde lo imaginario, la melancolía militante, el dolor y todo lo que no se mide pero se tiene...UN CORAZÓN NO SOBREVIVE SIN ALIMENTARLE.

Mariela dijo...

Y entonces cómo ha sobrevivido el mío? Ahí sigue latiendo al lado izquierdo...

el bUrrO dijo...

el amor nunca deja de crecer, podemos evitar darcelo a tal o cual persona, pero el amor sigue almacenandose ahi, en el ventriculo izquierdo, hasta que se desborda y se lo damos al primero que pase....

Andrea dijo...

Y como se sabe que el primero que pase es el correcto para darle todo lo que se desborda?

Buitre Desahuciado dijo...

Lo alimentás, Mariela, pero con otra dieta.

Tal vez no es la que más le guste, ni la más nutritiva al fin. Pero lo ha mantenido firme en su labor de bombear vida al cuerpo.

¡De bombear vida! Que no se te olvide, cuando uno cree que el corazón está muerto... bueno, no es algo bonito.

el bUrrO dijo...

el primero que pase no es el correcto o el incorrecto, simplemente es el afortunado que se abastecio de ese desbordado corazon. cuando ese amor se desborda perdemos el control total de el, entra en nuestra vida como un huracan y destroza todo a su paso.

mi despertar dijo...

Tu blog me hace sonreir
Abrazos argentinos desde miami

himen complaciente dijo...

complaciendo mis sentidos

Amorexia dijo...

Es decir que tu treiteza cuesta 750? demasiado pronto es lo que veo para ponerle precio.

Maravillosamente lindo, suelo sentirme así en el olvido que no llega, el ma;ana incierto, la ausencia.