martes, abril 24, 2007

Infierno si, infierno no, mejor otra vez si

Con esta nueva administración papal surgen novedades, el Vaticano pasa a estar al menos en alguna página de los noticieros.

Resulta que Juan Pablo II parecía ser retrógrado, pero siempre hay alguien peor.....

Además, y muy a pesar probablemente de Jesús de Nazaret, hay reglas, prohibiciones, castigos, diezmos, limosnas y todo lo que pase por la cabeza de los seres humanos.

La Iglesia como arma de control social, embotellar la espiritualidad innata del ser humano y condicionarla a cánones, dogmas y pruebas de fe.

Que si me divorcio no comulgo más, que si no soy virgen debo no solo confesarlo ante un hombre con sotana y autoridad sino además rezar para que el día de mi muerte no esté cercano a ese pecado mortal (generará muerte?) y verme privada de la vida eterna en paz. Que si estoy casada con un hombre por la Iglesia (o mejor dicho gracias a ella) y quiero tener hijos no puedo planificar. El sexo para procrear y que vengan todas las fecundaciones de que mi fisiología sea capaz, independientemente de si puedo mantener al kinder que venga o no. Que si no voy a misa todos los domingos a escuchar en "bis" la historia siempre contada también estoy mal, que debo comulgar, que debo confesarme, que debo tener temor de Dios...

La Iglesia Católica postula que, hay que tener caridad, ser pobre, prescindir de lo material, aunque su cúpula viva en palacios y no venda ni media obra de arte para dar de comer a un pueblo africano.

Se plantea que las mujeres, seguimos siendo seres de "segunda" o tal vez hasta de "quinta" en cuanto a la Iglesia se refiere. No podemos tomar decisión alguna y mucho menos tener el "tupé" de dar una misa o escuchar los "pecados" de algún creyente.

Hay que tener espiritualidad, pero anularla con la fe.

Había un infierno, un limbo, un purgatorio y un anhelado cielo.

Luego ya no hubo infierno, desde hace unos años.

Los niños que no son bautizados ahora pueden ir al cielo y antes quedaban deambulando en la nada del limbo.

Ahora de nuevo hay infierno, y por ahora a ninguno se le ha ocurrido decir que el cielo entre nubes y arcángeles es un sueño de opio.

Lo que sí está claro es que entre tanta contradicción, esto se ha vuelto más irrisorio que siempre.

Queda solo la duda de cuándo le mandaron el camión de mudanzas a todos los niños que murieron sin bautizo y estaban en el limbo, todos los pecadores que estaban en el purgatorio y todos los que tras años de bronceo obligado fueron sacados del infierno y ahora van de vuelta p'al calor...

4 comentarios:

Andrea dijo...

Bueno... viviremos en el infierno... de por sí... se me hace que va a estar más divertido.

Borderline dijo...

Yo con el Calor de San Salvador ya estoy bien adaptada :), por que con tantas restricciones no tengo pretenciones de ningun cielo.

Prefiero pensar que el cielo y elinfierno estan todos los dias conmigo... Despues no hay nada mas...

el bUrrO dijo...

hola mari !!!

di, q temita mas satanico, lo unico q siento es q ahorita q estoy vivo, trato de hacerlo de la mejor manera, dejando algo bonito en este planeta infernal.

pero esas habladas de la iglesia, jue puta hasta q da tristeza

Mariela dijo...

Si dan tristeza burro!!!

Realmente es patético...no han pasado de la Edad Media